autocuidado, dolor

Aplicaciones de la hipnosis en la reducción psicológica del dolor.

¡Buenos días! Hoy me gustaría hablaros sobre el alivio del dolor mediante hipnosis.

La hipnosis clínica es una herramienta utilizada en psicología con múltiples fines, entre ellos el alivio del dolor, ya sea agudo (intenso y puntual, como por ejemplo, el producido por una intervención quirúrgica) o crónico (persistente en el tiempo) y consiste en una interacción entre el hipnotizador y el/los sujeto/s en los que intenta influir en su percepción, sentimientos, pensamientos y conductas, pidiéndoles que se concentren en ideas e imágenes que pueden evocar los efectos que se pretenden conseguir. Esas comunicaciones verbales que emplea el hipnotizador se denominan sugestiones y mediante las sugestiones se pretende conseguir con éxito una determinada conducta, comportamiento o estado de percepción caracterizados por ser “involuntarios” y carentes de esfuerzo para la persona. Además, se puede enseñar a la persona auto-hipnosis, de forma que pueda producirse estos efectos él/ella mismo/a.

relajación y ausencia de dolor

De este modo, la hipnosis se ha empleado ampliamente hasta la aparición de los analgésicos y anestésicos químicos, siendo fundamental el manejo de la sugestión y las expectativas en ámbitos muy distintos: las intervenciones quirúrgicas y odontológicas, el dolor de las quemaduras, migrañas, dolores de espalda, etc.

El uso de la hipnosis en este campo también está dirigido a disminuir la ansiedad, ya que es un factor determinante en la percepción del dolor.

Algunos de los usos que se le pueden dar son la anestesia (conseguir la insensibilidad al dolor), la disminución de sensaciones (como si su intensidad se pudiera regular con un control de volumen o un termostato), el desplazamiento del dolor a una zona menos incapacitante, su transformación sensorial (por ejemplo a calor o a un color que irradia la zona) o la amnesia del dolor (olvidar que se ha sentido dolor). La elección de cada uno de estos métodos dependerá de la persona y del tipo de dolor, utilizándose distintas técnicas en función de la “sugestionabilidad” del sujeto.

En resumen, la hipnosis tiene múltiples aplicaciones en este ámbito y es una forma efectiva de reducir la percepción de dolor y ayudar al paciente a relajarse, favoreciendo su funcionalidad y un desarrollo normal de su día su día sin sentirse incapacitado por el dolor.

¿Conocías sus usos? ¿qué métodos utilizas para reducir el dolor? ¡Te leo en comentarios!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s