estrés, estudios

Estudiar: 5 trucos para mejorar la atención, concentración y motivación.

Se acerca la EBAU, este año la más rara de todas, sin haber ido a clase, sin estar seguros de haber preparado bien todo el material y habiendo pasado una buena parte del tiempo estudiando en casa, por lo que la preparación depende, hoy más que nunca, del estudiante, ya que el acceso al profesor se ha dificultado.

Imagen de StartupStockPhotos en Pixabay

Una de las dificultades que entraña estudiar por tu cuenta es, precisamente, la motivación y la concentración, la atención a lo que tienes delante. Quién no ha preferido estar una isla paradisíaca antes que estar encerrado en la habitación estudiando… y es que, cuando hay que estudiar, hasta ponerse a limpiar parece una actividad mucho más interesante. Estas reacciones de huida del estudio, el encontrar algo mucho mejor que hacer, aunque en el fondo sepamos lo que deberíamos estar haciendo, pueden venir derivadas de un mecanismo poco adecuado de afrontamiento a la ansiedad o las situaciones de estrés (en este caso, la situación de evaluación posterior al estudio, por ejemplo).

Por eso, hoy os traigo 5 ideas para mejorar la capacidad atencional, la concentración y la motivación ante el estudio (válido también para cualquier otra persona que se encuentre estudiando, véase opositores, universitarios, etc.).

  1. Aleja los dispositivos móviles y redes sociales: en el momento actual que vivimos, continuamente conectados con nuestros seres queridos y con el mundo en general a través de Internet y las redes sociales, pasamos mucho tiempo comprobando notificaciones y contestando, tiempo que se resta tanto de la cantidad como de la calidad del tiempo de estudio. Por este motivo, siempre recomiendo poner el móvil en modo avión, desconectar las notificaciones de tu PC si es que estudias con él, poner tu smartwatch en modo “no molestar” y seguir en esta línea con el resto de dispositivos que pudieran interferir en tu tiempo de estudio. En una publicación de hace unas semanas en Instagram, os hablaba de la técnica Pomodoro. Llevando a cabo esta técnica, tendréis un tiempo reducido de estudio, en el que, si desconectáis todas las notificaciones, podréis rendir al máximo, seguido de un tiempo para poder consultar las RRSS.

El motivo principal por el que se recomienda esta desconexión durante el estudio es que se sabe que la atención es unicanal, es decir, solo podemos prestar atención a una cosa cada vez. Por eso, cuando estamos estudiando y miramos las redes sociales, se producen microinterrupciones en tu nivel de atención que dificultan la concentración y, por tanto, la cantidad de información asimilada.

  • Haz que el entorno sea agradable: para favorecer la concentración el sitio donde se estudia debe ser el adecuado. La temperatura, iluminación y ruido ambiente deben ser ajustados y adecuados a las necesidades del estudio. Pero también deben serlo la cantidad de materiales disponibles y el orden. Es necesario que dispongamos de todo que vayamos a necesitar para reducir al mínimo las interrupciones para buscar materiales y, por otro lado, el orden favorece la concentración al no tener tanta estimulación ambiente y promueve la serenidad. Con las condiciones adecuadas, el tiempo de estudio cundirá mucho más.
  • Dificulta la tarea: este tip, es especialmente interesante si has dado ya muchas vueltas al material de estudio y no sabes qué más estudiar. Una forma de dificultar la tarea es, por ejemplo, reducir el tiempo en el que debe estudiarse un tema.
  • Pon límite al estudio: tan importante como estudiar es saber cuándo vamos a terminar. Es necesario tener un final a la jornada de estudio y disponer de tiempo para nosotros mismos y nuestros hobbies. De esta manera, podremos relajarnos y esto nos ayudará a recuperar energías para continuar al día siguiente, alejando el agotamiento físico y mental durante más tiempo.
  • Música, ¿sí o no? Muchos sois los que me decís que no podéis estudiar sin música. Yo misma lo pensaba hace unos años, que no me cundía igual si no me ponía música. Pero hay estudios que indican que la capacidad atencional disminuye al estar haciendo microinterrupciones al material de estudio. Sin embargo, también hay estudios que indican que la música activa áreas del cerebro implicadas en el estudio y favorece la segregación de dopamina, si bien es cierto que no vale cualquier tipo de música. Esta no debe ser ni muy predecible ni muy caótica. Incluso se atreven a proponer a James Brown como mejor opción para el estudio (aunque esto ya es cuestión de gustos).

Sin embargo, si hay algo que he descubierto con los años y que los estudios avalan, es que no vale cualquier tipo de música. De hecho, para estudiar lo mejor sería hacerlo con música ambiental o instrumental.

Y tú, ¿cómo estudias?, ¿cómo organizas tu lugar de estudio?, ¿usas música para estudiar?, ¿de qué tipo?

¡Te leo en comentarios!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s